Bienvenidos...

espero comentarios (si no son buenos ni se gasten!)

viernes, 24 de marzo de 2017

Hoy, 24 de marzo, soy todos...

Ojalá, después de tantos años, alguien deje de ser cobarde.

Podrá alguien en algún momento dejar de pensar en ellos?, al menos cuando se acerca la fecha... Puede alguien dejar de pensar en ellos?

Hagamos un cálculo rápido, 30.000 X 4 (una familia tipo) son 120.000. A esos 120.000 multipliquémoslos por sólo 2 amigos que cada uno tenga (pensando que no eran Roberto Carlos, claro está) ya son 240.000, los cuales ya formaron una familia tipo, dándonos un total de 960.000 afectados directos de la locura que fue todo ésto. A ellos sumémosle la enorme cantidad de gente que vivió con miedo, que fue torturada, mutilada, violada y recuperó su "libertad" (si es que se puede convivir con eso y seguir llamándole libertad). Sumemos también los hijos, padres, hermanos, amigos de esa gente... Multpliquémosla por la cantidad de años de dolor...

No es poco el número final, no? Es inmenso. Generaciones destruídas, la de mis abuelos, la de mis viejos, la mía (soy del año en que todo ésto empezó) y la de mi hermano, que nació con la democracia.

Mi generación degeneró en un montón de cosas. En hijos de padres que no son, en abortos causados por golpes, en expropiaciones, en infancias vividas en una mentira, en padres falsos, en padres que dieron y darían cualquier cosa por sus hijos, pero que la buena fe los llevó a criar al hijo de otro, un otro que no tenía nombre y que por suerte, algunos ya pudieron nombrar...

Una vez leí el Nunca Más, con todo el dolor del alma, no pudiendo terminar algunos relatos por la angustia que me causaban. La idea fue buscar a alguien que haya muerto o haya "desaparecido", para el imaginario de ciertos idiotas, un día 22 de enero, el día en que yo nací, y así, de alguna manera, rendirle homenaje, o llevar flores en su nombre a algún lado... no lo encontré, pero lo sigo buscando.

Admiro la búsqueda interminable de esas madres, padres, abuelas, abuelos e hijos que sin bandera política intentan día a día recuperar lo que fue suyo. O mejor dicho lo que no pudo ser...

Por una Argentina libre de opinión, por una Argentina libre de prejuicios, de miedos y ataduras, repito hoy aquellas palabras del Maestro: 
Señores, Nunca Más.

Hoy soy Jim, 
Pedro, Mariana, Felicidad, Augusto, Carlos Miguel, Emilio, José, Osvaldo, Hernán, Julio Cesar, Esther, María Guillermina, Roberto, Adriana Inés, Victor Hugo, Claudio, Nillo, Susana, Raúl, Juan, Daniel, Segundo, Raúl, Liliana, Ariel, Tomás, Rina, Rosa, Argentina, Avelino, María Angélica, María Cristina, Jorge Eduardo, José David, Guillermo, María Cristina, Paloma, Elba, Julio Antonio, Justo, Patricia Eugenia, Aurora, Armando, Rosa... (y miles más)

3 comentarios:

  1. Lo difícil no es no recordarlos en este día tristísimo... que lo que tiene mas trsite es que parece que quedamos reprimidos todavía 35 años después y no podemos tocar el tema si no es en el día que decretaron feriado.
    Te faltó en la suma una clase de gente.. los que se fueron, los que pudieron volver y los que no (pero no te robo mas espacio.. sobre eso me toca escribir a mi en el mio).
    Lo que me preocupó mucho este año, es que el feriado que era inamovible porque era para la reflexión y no para el turismo.. fuera anexado a un feriado puente. Me cansé de responder a chicos de entre 15 y 18 años el por qué de este feriado, que no es conmemorativo, que es un dia de luto civíco y de reflexión cuidadana y sobre todo humana.. que es un día para que seamos todos.
    Me encantó leerte.. hoy que me toca así.. de cerca. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jim,

    Me gustó el post. Me parece una forma muy interesante de verlo, sobre todo por supuesto el "sin bandera política". Hace un par de años tuve la mala suerte de salir del cine justo cuando pasaba la marcha. Me dieron ganas de irme al destino y marchar en sentido contrario, porque realmente no podía adherir a algo que me pareció tan espantoso: no marchaban todos juntos, sino en grupos, embanderados con la agrupación política a la que pertenecían; y, por supuesto, como toda marcha política, venían con bombos, tirando papeles y haciendo ruido. Me encantaría marchar, si se hiciera en silencio y todos juntos, como vos decís, sin bandera política.

    También me gustó mucho la forma que elegiste para tu homenaje. Espero que algún día lo encuentres.

    No digamos "nunca más" solo por decirlo, no marchemos solo por marchar; no caigamos en la terrible incoherencia de no recordar claramente lo que es el día de la memoria. No es un día en el que se marcha, es un día en el que se recuerda una de las cosas más terribles que han pasado en este mundo. Si no lo recordamos, puede volver a pasar.

    Saludos,

    Hora

    ResponderEliminar

Me gustaría leer qué te pareció!